TESAURO DE BIENES MUEBLES
E INMUEBLES POR DESTINO
DE RECINTOS RELIGIOSOS
Lic. Martha Isabel Tapia González
 
  Buscar          
PRESENTACIÓN
La protección del patrimonio cultural inicia con la documentación de los bienes que lo conforman. Es indispensable identificar adecuadamente los bienes en aras de su preservación, estudio, interpretación y defensa física. Entonces, los inventarios y catálogos juegan un papel preponderante en el combate de las sustracciones y el tráfico ilícito de bienes. En el ámbito internacional ha habido una serie de documentos normativos y convenciones para la protección de los bienes culturales, destacan los generados por la UNESCO, la INTERPOL, el ICOM, que en su mayor parte han sido refrendados por el Congreso de la Unión de nuestro país, pero no se les ha dado la difusión adecuada.

Si bien existen Tesauros especializados en materia de arte religioso, México tiene características peculiares tales como, que el cristianismo se implantó a raíz de la llegada de los españoles, a diferencia del amplio número de siglos que se practicó en el continente europeo; se debe destacar que la liturgia de la Nueva España es la toledana, distinta, por ejemplo de la gala, vigente en Francia. A pesar de lo anteriormente expuesto, es un hecho que dentro del catolicismo existe un grupo muy importante de objetos comunes para las diferentes liturgias.

Durante el virreinato y hasta la primera mitad del siglo XIX el catolicismo fue religión única, a partir de las leyes de reforma y la presidencia de Juárez se invitó a distintas religiones y confesiones a instalarse en México, por lo que durante este siglo encontramos patrimonio cultural histórico distinto al católico.

Las prácticas religiosas exclusivas de nuestro país y sus espacios (capillas abiertas, capillas posas por ejemplo), así como los bienes asociados a ellos (cruces atriales, los altares al aire libre, las pinturas murales de la evangelización) forman parte de la diversidad cultural de México, la cual se refleja en la variedad de términos regionales utilizados para denominar a los mismos objetos.

A finales de 2002 el INAH inició un trabajo de recopilación de términos de objetos religiosos, para formar un catálogo, de acuerdo a una ficha descriptiva con estándares internacionales. Este tesauro es el resultado de ese trabajo, un Catálogo de Términos, cuyo primer propósito es guiar y proveer la manera de complementar la Ficha Institucional de Identificación de Bienes Muebles de Recintos Religiosos.

Cabe señalar que se han integrado términos con distintos niveles de profundidad; es decir, para levantadores de información, así como para quienes se harán cargo de validar esa información. Se han integrado conceptos genéricos que agrupan los diversos términos, éstos constituyen el nivel número uno y se han buscado términos genéricos para objetos similares que son comprensibles, aún cuando se desconozca el nombre específico de un objeto, por lo mismo, se solicita a quienes complementen la ficha que avancen lo más posible en los niveles de información. Para ayudar en el reconocimiento de los objetos, especialmente aquéllos menos conocidos, entre paréntesis se brinda, por una parte, una breve explicación sobre el objeto y con una diagonal se plantea el uso de términos reconocidos o empleados para un mismo objeto a fin de homogeneizar los términos usados en todo el país, por ejemplo:

Baldaquino / Baldaquín / Ciborio [ciborium]/ Ciprés)

Con este Catálogo de Términos desarrollado en la Escuela Nacional de Conservcaión, Restauración y Museografía (ENCRyM), y la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural del INAH, se proporcionan los medios fundamentales para realizar la catalogación básica de los bienes bajo su responsabilidad, facilitando a los responsables de la protección y resguardo de los bienes muebles en los Centros INAH de la República, la integración de su trabajo en la catalogación.

           
Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural
Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía “Manuel del Castillo Negrete” ENCRyM
General Anaya 187 Col. San Diego Churubusco, Coyoacán. México, D.F. Tel.: 5022-3440 y 5022-3400